"Forever Young", un musical con humor y sin edad para divertirse


  En un apretado camarín de la Sala Hugo del Carril, actores de median edad están terminando de transformarse en ancianos. Lo hacen para crear la ilusión sobre el escenario de que ya envejecido unos cuantos años.

  Lo curioso es que cada uno de los protagonistas de FOREVER YUONG hará de sí mismo, pero con 38 años más, ya que la historia sucede en el 2050.

  En la comedia musical, estos viejitos que intentan mantener encendida la llama de su edad dorada: para eso recurren a la música, con un variado repertorio. La dirección musical es de Gaby Goldman quien, además, interpreta a uno de los ancianos y toca el piano en escena.

  Los roles están repartidos en seis ancianos y una enfermera. Cada vez que la enfermera se retira, el espíritu del pop y el rock toma vida, con canciones de los ‘70, ‘80 y ‘90.

  La lista de hits es amplia: I love rock and roll, Barbie Girl, I will survive, Music, Chiquitita, Una lágrima sobre el teléfono, Roxanne, Bikini amarillo, Palomita blanca, Stayin' alive, Palabras-palabras y un popurrí de canciones del rock nacional como: Rasguña las piedras, Popotitos, Muchacha ojos de papel, El extraño de pelo largo, La balsa, entre otras.

  Se destacan especialmente las sentidas versiones de Sweet Dreams, Smells like teen spirit y Forever Young.

  Además de los temas musicales, los artistas recitan pequeños fragmentos de obras clásicas, como Hamlet, Romeo y Julieta, Ricardo III, La vida es sueño y La casa de Bernarda Alba, entre otras.

  El escenario representa la sala de estar del geriátrico. Cuando los viejitos bailan, a veces provocan cuadros muy cómics, ya que recuerdan sus años jóvenes, se quitan los achaques de encima y se mueven al ritmo de la música sin inhibiciones.

  Pero también están las coreografías que interpretan desde la ancianidad. Cada uno de los actores posee una falencia: en la pierna, en el brazo, en la cintura, que los incorporan en cada baile.

  Una de las particularidades, que son muchas, es que la obra no presenta una historia clásica. Se trata de las personalidades de estos ancianos conviviendo, actuando para sí mismos, cantando, jugando... tratando de ser por siempre jóvenes.