"La clave es sentir que te gusta y ames lo que haces", Iván Orduña


  Con su carisma, inteligencia y belleza logró tener su lugar en el mundo de la moda, es cara de numerosas marcas nacionales e internacionales y participa de los desfiles más importantes del país. Iván Orduña tiene 28 años, es papá y top model de Argentina, algunos de sus trabajos en televisión fueron con Susana Giménez, Ricardo Fort, Flor de la V y también como notero del reality conducido por Marcelo Polino, Viviendo con las Estrellas.

  El modelo habló con CELEBRIDADES EN SAN LUIS en una entrevista exclusiva y además contó que le encantaría visitar San Luis.

  -¿A qué edad comenzaste a desfilar y por qué elegiste entrar al mundo de la moda?

  -Comencé a modelar a los 19 años por casualidad. Había una convocatoria por Internet y envié unas fotos que me hice caseras, después me llamaron y ahí empezó todo. Era un diseñador de ropa interior, José Guardia se llamaba ¡No me olvido más!

  -¿Cómo te descubrieron, fue una de esas casualidades que siempre cuentan los modelos sobre sus inicios o lo tuyo fue vocacional?

  - A este mundo entre por curiosidad, y después a medida que mas conocía de que se trataba más me gustaba, simplemente lo hacía porque la pasaba bien, era joven y disfrutaba hacer un evento, desfile o unas fotos, era un buen medio de levante (risas).

  -¿En este trabajo se ganan muchas chicas, pero alguna vez te hicieron propuestas por dinero?

  -No te voy a mentir, alguna que otra propuesta me han hecho pero pocas, cuando me conocen se dan cuenta quien soy y los valores que tengo. Igual nadie se desubicó, siempre fui de ser buena gente, creo que es el camino en la vida... Siempre elegí el camino del bien.


- Actualmente se te ve como cara de distintas campañas como Dufour y muchas más, en Buenos Aires hay gran cantidad carteles con tus fotos y también participas de desfiles importantes ¿Crees que este es el mejor momento de tu carrera?

  -Estoy pasando un buen momento no lo dudo, me costó mucho llegar a lo que soy, y será por eso que lo disfruto, valoro y cuido. No es fácil la carrera del modelo así como para cualquier disciplina llegar a tener éxito  lleva trabajo constancia y creo que la clave para todos es que sientas realmente que te gusta y ames lo que haces. Yo amo esto y siento que todavía tengo mucho potencial mas para seguir creciendo y mejorando.

  - En el mundo del modelaje siempre se cuenta todo lo positivo, ¿Hay algunas vivencias negativas?

  - Es normal que se vea lo lindo, porque es un medio superficial y donde la imagen juega un rol fundamental pero así como es superficial a veces se convierte en frívolo, ya que si tu imagen no vende no podés trabajar. A eso hay que entenderlo como tal,  ser muy maduro y consciente que esto es temporal ¡Ojo! gran parte del éxito en esta carrera está en tu mente, cómo aprovechar los contactos, y desarrollar nuestro potencial,  digamos que es un 60% imagen y 40% mente.

  - Sobre tu estilo personal con la ropa, ¿Qué elegís para salir fuera de la pasarela?

  -Fuera de la pasarela me gusta la ropa cómoda, depende de la situación, no es lo mismo estar de entre casa, ir al gimnasio o ir a un casting. Pero si me das a elegir me gusta estar bien vestido y perfumado, siempre y cuando sea ropa cómoda, un buen jeans, zapas y alguna remera básica o camisa en invierno estoy ready (risas).

  -¿Por qué te interesó ingresar al reality de Marcelo Polino, Viviendo con las Estrellas?

  - Tuve la propuesta y me mandé más que nada para ver que se sentía estar en un reality, y poder mostrarme desde otro lado, no solo imagen, sino notero y/o conductor, aunque no lo fuese lo tomaba como un curso acelerado del periodismo de espectáculos. Quería mostrar otro lado mío, donde pudiese destacar mi personalidad y carisma.

  -Esta pregunta te la habrán hecho varios ¿Hubo algo armado con el escándalo de Cinthia Fernández cuando ibas a hacerle notas para América y te “toqueteaba”?

  - Con respecto al escándalo no hubo nada armado, yo comenté lo que pasó, Cinthia me miraba de más y una vez me hizo sacar la remera. Venía bien en el programa, fue algo inesperado y en el medio se generó una bola de nieve.