Explosivo espectáculo de Hugo Varela en la Sala Hugo del Carril


  El músico y humorista cordobés, Hugo Varela se presentó ayer, 11|02, por la noche en la Sala Hugo del Carril del Centro Cutural Puente Blanco. Con un espectáculo que no da respiro y en el que amalgama sus dotes de cantautor, monologuista y luthier. Canta, baila, narra y hasta hace de hombre bala.

  En "Explosivo", Varela combina sus cualidades con picardía e ingenio y le suma la participación de dos clowns, Lucas Varela y Cayón, que hacen de asistentes y partenaires, arman un continuo escénico del que es difícil abstraerse.

  Los ingredientes insustituibles de la comicidad que esgrime Varela son la ingenuidad, la picardía, el doble sentido, el desatino. Espontáneo, campechano, descontracturado, se siente como pez en el agua en el escenario.

  Una guitarra-acordeón, un paraguas que suena como trompeta, una flauta de dos puntas que toca con Lucas son los originales instrumentos con los que el humorista interpreta cuecas, boleros, milongas y el infaltable cuarteto cordobés.

  La interacción con el público es un sello distintivo del show. Varela le quita la pasividad al espectador con algunos desafíos gestuales inesperados y el acompañamiento en la interpretación de sus canciones.

  Con 35 años de experiencia en el escenario, su humor se desliza por la insinuación y el doble sentido, sin caer en lo chabacano, aun cuando las letras de sus canciones, como la que le dedica al beso, describan sin eufemismos ni ambages todo lo que ocurre dentro de las bocas que participan de ese acto tan íntimo.