Hugo Varela, un tipo demasiado creativo


  Con el propósito de revalorizar el potencial creativo de los participantes, el destacado humorista, músico y luthier HUGO VARELA fue el padrino del Festival creativo “Arte en juego”, que tuvo lugar el 1, 2 y 3 de agosto, en la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de San Luis.

  El artista fue el encargado de dictar el taller “No se me ocurre nada” y la verdad se le ocurrió todo para que los 50 asistentes lograran encontrar o darle más fuerza al potencial creativo de cada uno como instrumento innovador de contenidos. La idea de VARELA es que lo aprendido en el taller pueda ser aplicarlo en espacios diversos como la educación, la comunicación y las ciencias sociales.

  Con respecto a los tips que hay que tener en cuenta para ser creativos, HUGO explicó: “En general no soy un tipo que diga no, se nace así y el que no nació así que se dedique a otra cosa. Creo que todos tenemos los ingredientes creativos, desde la palabra, la escritura, el dibujo, el cuerpo, toda persona que puede caminar, hablar, escribir, tiene los elementos para desarrollar la cosa creativa, por ahí uno tiende a atarse a lo regular, a lo normal, a lo que está de moda, a la costumbre, a lo que a uno le fijan como pautas de que las cosas deben ser así y no de otro modo. Si uno se ata demasiado a eso, empieza a perder esta cosa de flexibilidad o apertura a otros modos de ver las cosas, otros modos de solucionar las cosas, la creatividad va para lo artístico pero también va para lo científico, para la inventiva, para fabricar un saca corcho, para manejarse en la casa, para organizar una heladera, lo creativo es como un sistema de vida”.

  Al ser consultado por CELEBRIDADES EN SAN LUIS sobre cómo define el ida y vuelta con el público, HUGO VARELA aseguró que le costó bastante desprenderse del rol de estar con el instrumento y cantar, de cantar con la corbata rojo punzó: “Despegarme de eso para dedicarme a este mecanismo de hacer que la gente se abra, participe, se mueva, me apasiona porque me doy cuenta de que el humor es muy difícil y requiere de todo este tipo de mecanismos. Manejando el humor a uno se le puede hacer un poquito más fácil algunas cosas, pero de todos modos, me sorprendió mucho el público que me encontré. Me parece que muchos se dieron cuenta de que no canté la corbata rojo punzó, así que estoy muy contento”.

  La propuesta estuvo organizada por Proyecto de Investigación PROIPRO 4-0614 "Los Lenguajes Simbólicos en la Construcción de Producciones Artísticas", el Proyecto de Extensión Hacia una Literatura Infantil y Juvenil sin Limitaciones y el CEDDIFLIJ (Centro de Documentación, Difusión, Investigación y Formación en Literatura Infantil y Juvenil) de la UNSL.