• #celebridadesensl

10 A.M”: la hora de Zoé y Ximena Sariñana


El álbum tributo a ZOÉ, REVERSIONES, entrega una nueva joya, esta vez en una reinterpretación total por parte de la cantautora mexicana XIMENA SARIÑANA, quien logró transformar la energía del tema original en una suave y cadenciosa oda musical.


REVERSIONES, disco tributo a la banda mexicana ZOÉ, se ha convertido en un éxito rotundo, no sólo por acumular cientos de miles de plays en cada nuevo single, sino por el crisol de voces que han dado nueva vida a los temas más emblemáticos del legendario grupo mexicano. De la orquestación al pop, sin olvidar el rock, la psicodelia y los arreglos acústicos, cada nueva “reversión” sorprende por su inventiva y calidad.


En ese tenor se presenta 10 A.M., una de las composiciones más celebradas en la carrera de ZOÉ, pero que en esta ocasión es re-imaginado por XIMENA SARIÑANA, quien, con su inconfundible estilo y sensibilidad, logra transformar el vértigo de la versión original en un vaivén rítmico sacado directo del soul y el funk de los años 70, que, acompañado por su increíble capacidad interpretativa, nos regala una de las joyas máximas de REVERSIONES.


La canción fue producida por XIMENA y el dúo Mylko (Jopa Ibarra y Patricio Dávila).


Desde su brillante arranque (cuatro notas de batería, teclado y bajo que simulan el conteo del compás), la intención de XIMENA es clara: revestir la letra de León Larregui con una cadencia hipnótica para lograr un mayor efecto en cada entonación de los versos. Al mismo tiempo, los arreglos de guitarra, piano y sintetizador, envuelven todo en una atmósfera que fácilmente transporta al escucha a una zona donde se amalgaman la hiel de cada palabra con la miel del ritmo soul: una combinación maravillosa que seduce el oído.


La experiencia sensorial se completa con el lyric video que acompaña la canción, donde barras de distintos colores se entremezclan con elementos como ojos, relojes y flores, con el fin de crear una atmósfera surrealista cargada de simbolismo onírico.


Dadas todas estas cualidades, la reversión de 10 A.M. con XIMENA SARIÑANA no sólo nos permite contemplar en todo su esplendor la inventiva de la artista mexicana, sino ver con otros ojos el universo sonoro de ZOÉ: un infinito musical donde la imaginación desbordada es el común denominador. Y ése, es un legado que permanecerá para siempre.