• #celebridadesensl

Barón Rojo deja los escenarios




"Preferimos retirarnos ahora que todavía estamos en buena forma", reconoció el líder de la pionera del heavy metal en castellano.

La banda española BARÓN ROJO, pionera en cantar heavy metal en castellano, cuyas canciones significaron un grito de bronca y libertad en pleno "destape" post-franquista, decidió, de manera sorpresiva, ponerle punto final a 40 años de exitosa carrera.

"Mejor despedirnos ahora y no esperar que las circunstancias lógicas de la edad nos condicionaran a hacerlo de una forma forzada y forzosa", explicó el guitarrista y líder Armando de Castro, quien destacó que esta postura responde al perfil "valiente" que siempre caracterizó a la banda.

Como broche de oro a su extensa trayectoria, se puso en marcha la gira "El Último Vuelo", que tras recorrer varias ciudades españolas, planeaba un aterrizaje en Sudamérica que incluiría un show en Argentina, previsto para el viernes 17 de abril, en el porteño Teatro Vorterix. Aunque la pandemia de coronavirus que obliga a un aislamiento a gran parte del planeta le puso puntos suspensivos al periplo, el músico manifestó su "ilusión y ganas" de poder retomar y tener un último contacto con el público argentino cuando estén dadas las condiciones. Se trataría de un acto de justicia con los fans locales, si se tiene en cuenta que la banda española fomentó una particular relación desde su primera visita, en 1984, con un recordado show en el Estadio Obras. Más allá de este final anticipado, De Castro no descartó que en un futuro pueda surgir nueva música de la banda o un eventual show "en alguna circunstancia especial", pero aclaró que esta será la última gira de la formación que comanda junto a su hermano, el cantante Carlos, "como grupo activo". El guitarrista repasó la trayectoria del grupo que deja memorables álbumes como "Volumen Brutal" y "Metalmorfosis", habló del desafío que significó imponer el Heavy Metal cantado en español y lanzó una mirada crítica sobre la actualidad del género.

-¿Cómo se tomó esta decisión de dar "El último vuelo? -Fue algo que nos tomó de improviso, casi sin haberlo planificado. Hicimos una reunión y salió la idea de que llevamos 40 años, que todavía estamos bien y en condiciones de dar buenos espectáculos en directo, y que era mejor despedirnos ahora. Hemos preferido despedirnos un poco antes de lo que a mucha gente le hubiera gustado pero con la sensación de que hacemos lo razonable para dejar en el público el mejor sabor posible. Cuando cumplimos 20 años, dijimos que teníamos al menos otros 20 años por delante. Bien, ha llegado el momento de dar ese paso difícil, pero Barón Rojo siempre ha sido un grupo valiente. Estoy viendo a muchos grupos que todavía están dando los últimos estertores, apegados a la guitarra de manera forzada para exprimir la ubre de la vaca hasta último momento. He visto ejemplos así con Rainbow y Scorpions que me han dejado una sensación muy agridulce. No quiero eso para los fans de Barón Rojo. -¿Cómo recuerda el proceso de empezar a hacer Heavy Metal en español? -Hay circunstancias en las que revisas lo que estás haciendo y te das cuenta que es el momento. Las bandas de habla inglesa son las que me hicieron entrar en contacto con el mundo del rock pero también me di cuenta de que es un camino que se podía empezar a andar. Empezamos con tímidos intentos. Veíamos que la gente empezaba a superar el síndrome de que todo debía cantarse en inglés. Veníamos de la transición de los conceptos dictatoriales a la democracia, y vimos que la gente quería expresarse en el idioma en que se venía protestando. El idioma principal del rock es el inglés pero gracias a nosotros, y a grupos como nosotros, ahora hay dos formas que pueden convivir perfectamente. -¿Por qué cree que no hubo otra banda de Heavy Metal español con proyección internacional luego de Barón Rojo? -Surgimos en el momento justo y, a partir de ahí, las cosas ya no han sabido tan originales o frescas. Además, pienso que Barón Rojo siempre hizo una música internacional pero cantada en español. Quizás, en España, se diversificó demasiado la manera de hacer rock hacia otras tendencias, un rock más costumbrista, como de andar más por casa, si se quiere. Por eso creo que otros grupos no han llegado a mantener esa llama en vilo. Nosotros nunca intentamos hacer un rock costumbrista o adaptarnos al espíritu español. Hemos intentado hacer rock internacional cantado en español y ese ha sido nuestro gran aporte. -Barón Rojo nació en medio del llamado "destape" español y sus letras se caracterizaban por graficar esa situación ¿Cuál fue la clave para sostener ese espíritu en distintos contextos? -Siempre hay cosas interesantes de las que hablar aunque no tengas que estar siempre metiendo un libro de quejas o el famoso "rompe tus cadenas", que era la frase más clásica que se decía en aquellos años. El rock es un estilo musical y tiene mucho para aportar independientemente de la etapa exacta en que esa música se está creando. Puedes hablar de otras cosas muy interesantes, como problemas personales de la gente, de cómo discurre el devenir, la vida de cada persona, los problemas que encuentra día a día, que ya no son políticos. Es lo que ha hecho Barón Rojo, que siguió haciendo letras que gustan a la gente sin tener todo el tiempo a la queja como tópico. -¿Cómo ve el futuro del Heavy Metal? -Para ser sincero, pienso que el público debería renovarse un poco y ser un poquito más ambicioso. No conformarse con escuchar siempre la música de sus ídolos consagrados de los últimos 40 o 50 años y reclamar más novedades. Ser un público más abierto a escuchar rock nuevo. Estamos en un punto de demasiado conformismo a la hora de escuchar rock. El público debería salir de ese círculo y exigir rock nuevo y fresco. Por ahí debería ir el futuro.

Fuente Telam