• #celebridadesensl

Cci Kiu prende “La Machine” en días donde “se detuvo el mundo y nos salva el arte”


La cordobesa CCI KIU es autora, multiinstrumentista, cantante, docente y productora, facetas que condensa como artista sonora, que asoma desde su rol en la banda de Raly Barrionuevo y que aspira a resumir en su tercer disco LA MACHINE, que lanzará en junio y cuyo segundo adelanto, "Tajo", tocará el viernes a las 19 en su cuenta de Instagram @ccikiuoficial. En ese plan, ejecutará el segundo single de LA MACHINE, como una manera de burlar el aislamiento e ir mostrando la flamante obra solista que en vivo comparte con Rodrigo Lagos en bajo y Franco Cornacchione en batería. La inquieta creadora decide seguir sonando pese al contexto hostil de la pandemia porque, razona, "se detuvo el mundo y nos está salvando el arte", dijo CCI KIU, que se define como "re-cordobesa". La mujer nacida hace 37 años bajo el nombre de Cecilia Quiroga y con dos títulos (profesora de piano del Conservatorio Provincial Félix Garzón y compositora en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba) se lanzó en los 2000 a la experimentación en torno a la música electrónica, la utilización de sonidos y la construcción de instrumentos.

"Empecé a tocar con el (guitarrista y compositor) Ova Brizuela usando programas desprestigiados por considerarse de Dj y luego transité un mundo más under combinando la música contemporánea académica y lo electroacústico", repasó. "Con el paso del tiempo me largué solita y mis primeros conciertos en 2012 eran canciones pensadas como un universo con instrumentos más raros, momentos más electrónicos y el recorte de audios de distintos autores en una etapa experimental", especifica la artista.

Como fruto de un andar continuo, CCI KIU publicó dos álbumes: "Permiso Para Ser Yo" (2015) y "Camaleonicx" (2018), en el que participaron Raly Barrionuevo, Lisandro Aristimuño y Claudio Cardone, entre más. ¿Cómo y en qué momento te encontrás con Raly Barrionuevo? Había empezado a buscar en la raíz folclórica y lo conocí a Raly. Después me bajé y convertí lo que hizo en (el programa) "Encuentro en el Estudio" en unas reversiones muy locas y él la flasheó. Pasó como un año y cuando volvió de Europa me dijo que necesitaba una nueva sonoridad para su música pero para mí no fue fácil porque soy sapo de otro pozo y aunque tomé clases con Elvira Ceballos que vivía cerca de mi casa en Alberdi, Raly me explicó que no quería de mí una pianista folclórica sino una artista sonora y desde hace cinco años es alguien crucial en mi vida y tenemos una conexión y un compartir re-lindo. ¿De qué modo llegás a la síntesis de tu sonido que es "La Machine" y qué sumó la mezcla de Tweety González? "La Machine" es para mí un disco re-concreto a partir de la concepción del beat, del sonido, de los cortes en una concepción más pop con un sonido muy Tweety aunque yo haya trabajado todos instrumentos virtuales. Diría que decidí ser más amable con el oyente tomando como referencia que cuando me acerqué a Luis Alberto Spinetta lo hice por canciones como "Muchacha ojos de papel" o "Seguir viviendo sin tu amor" y no por "Cantata de puentes amarillos", por ejemplo.

¿Qué te atrae de las nuevas tecnologías aplicadas a la música y qué querés transmitir acerca de esa experiencia? Trabajo hace mucho con nuevas tecnologías porque meterse en el mundo de los cables y el software abre un montón de posibilidades y es una exploración para la que lo fundamental es no darse por vencida. Desde esa experiencia hice un par de clínicas importantes para generar herramientas y que las chicas se metan en ese mundo porque tengo una veta docente y sólo se trata de ser curiosa. ¿Sentís que "La Machine" es el lugar donde querés estar? Siempre estoy haciendo como otras cosas paralelas porque todo tiene que fluir. Musicalicé escenas de la obra de teatro "Lengua madre", de María Teresa Andruetto, compuse para danza y para un dúo que tenemos con Belén Disandro y que se llama Gol. Tu propia actividad da cuenta de la potencia de la escena cordobesa ¿Por qué cuesta dimensionar esa vitalidad? Me parece que la frase esa de que "Dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires" sigue siendo así; está muy centralizada la cosa y hay un montón de arte que sucede y no se conoce, lo cual es una lástima porque no le damos importancia a cultivar el alma.

Fuente: Télam

  • Blanco Icono de Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify

© 2012 by Celebridades en San Luis