• #celebridadesensl

Charly Quiroga y el otro



De cómo el cantautor puntano Charly Quiroga viajó a una fiesta en San Juan y terminó en un bar, compartiendo cuerdas (de guitarra y vocales) con un colega sanjuanino.


Aunque esté de vacaciones y viaje a una fiesta con parientes, Charly Quiroga, líder de Los Otros, jamás dejará su guitarra en un rincón de la casa. La escapada a San Juan, después del cumpleaños familiar, lo tuvo boyando unos días en los que buscó por sus medios un espacio para tocar. “Siempre que tengo que viajar a diferentes lugares y provincias, me llevo la guitarra por esa cuestión de hacer amistades y conocer lugares y bares”, explicó Charly, quien explota su costado artístico tocando (propias y ajenas) pero también se dedica a grabar un videoclip o sacar fotos, para promocionar. “Como músico independiente puedo hacer eso”.


A través de Google Maps Charly dio con un bar al que rápidamente se acercó a ofrecer sus talentos de trovador urbano. “Tenían la mejor onda… pero esa noche no tocaban bandas”, dijo con una sonrisa el puntano. Eso fue un martes y el bar Breaking Beer comienza la seguidilla de espectáculos de miércoles a sábado, pero al notar el ímpetu de Quiroga, le cedieron el lugar. “No queremos que te vayas de San Juan sin haber tocado, me dijo el responsable”, agregó Charly, quien se envalentonó y no dudó en continuar con su antojo cantoral.


La odisea de Quiroga apenas comenzaba porque el bar en ese momento no tenía micrófonos pero la buena onda que alguna vez el puntano tuvo con unos colegas sanjuaninos dejó sus frutos, cuando tuvo que llamar a los integrantes de Superfan del Reino Regio.



La banda de los hermanos Mariano y Mathías Moreno, cuyas influencias van de Oasis a U2, The Beatles y The Strokes, entre otros, realizó varias producciones musicales independientes, las cuales en alguna oportunidad los trajo a San Luis. Aquella vez se contactaron con Quiroga, quien les ofreció techo.


“Me hicieron el re-aguante los chicos. Los conocí cuando fueron a San Luis a presentar su disco, me preguntaron si podía guardarles hospedaje en mi casa y no tuve drama. Entonces recordé que me dijeron que cuando anduviera por San Juan, los contactara si necesitara algo. Los llamé y les pregunté si tenían un mic, y con toda la amabilidad se fueron hasta allá y me lo prestaron”, recordó el músico de cómo su colega le tiró un salvavidas sónico en aquella tierra lejana. “Hace un montón que no venían por San Luis -ahora quedamos actualizados y en contacto- así que bueno, de los chicos subió “Mono” Moreno, el guitarrista, se cantó un par de temas y compartimos una noche re-linda”, recordó Charly.

“Siempre que viajo a diferentes lugares, me llevo la guitarra, para mí es algo que tiene que ver conmigo: siempre habrá un lugarcito para poder tocar”, sintetizó Charly, de regreso por sus pagos. “Fue muy linda la experiencia y los sanjuaninos tuvieron muy buena onda”, concluyó entusiasmado el artista puntano. Las buenas acciones artísticas que siembras, las cosecharás con éxitos mañana.