• #celebridadesensl

Debut de “Ponte Vexxio” y estreno de otro espacio rockero



El proyecto PONTE VEXXIO nació para celebrar los 26 años del programa radial “La Última Tentación”, luz y oscuridad de un mismo sentimiento: la difusión del Heavy Metal. El programa es conducido por Sergio “Turco” Chávez y Marcelo “Mama” Calderoni y se emite miércoles desde las 21:00 horas por FM Rock&Blues 88.7


La propuesta del grupo nació de los conductores del ciclo y muchos amigos “del palo metalero” decidieron ser parte, incluso algunos que al enterarse (con los ensayos encima) también ofrecieron sus servicios artísticos en pos de la función.


23:58 marcaba el reloj el sábado 07|09 y lo primero que sonó en los parlantes fue “Still of the Night”, de la gran serpiente blanca, desde la compu de “Mama”, y fue el anuncio que el Rock estaba en la casa y el camino al infierno invitaba a escucharlo (y transitarlo).



“Lo importante es el respeto desde uno mismo hacia la gente”, comentó con sapiencia Calderoni mientras la audiencia caía al baile. Siguieron Kiss, AC/DC, Z.Z. Top, Mötley Crüe, Ozzy… y nombrar a todos los que sonaron sería inútil porque no faltó ninguno y “Mama” se encargó que así fuera, desde un pendrive con 2080 temas “pero siempre te va a quedar algo afuera”, rezongó el Dj, que cuenta con una suculenta colección de 400 vinilos de la materia.

Siete horas después, el paladar negro del musicalizador eligió “Cemetery Gates” de Pantera, para dar por finalizado el festejo. Calderoni guardó sus pertenencias y le dio Off a los equipos. Pero hubo muchas situaciones para recordar, que se vivieron después de la medianoche, balanceándose hasta el amanecer.


“LUT” celebró más de un cuarto de siglo al aire en Barmone, que contó con dos sectores divididos en espacio pero unidos en el sentimiento. El principal, con la barra más larga de la ciudad, y el estreno de “El Maravilloso Mundo de Esteban”, el saloncito de conciertos que abre sus puertas a las bandas locales. En ambos lados sonó Rock Clásico, Hard Rock y Heavy Metal de los ’70 a los ’90 como prioridad.


Los organizadores anticiparon que la fecha giró en torno al debut del conjunto, como también a homenajes especiales dedicados “a amigos rockeros que nos dejaron bastante rápido”, como “Pichi Blackmore” con temas de Deep Purple, a Miguelito Pedernera con los de El Reloj, el estreno de un tema propio, “Muchacho de Ponte Vexxio”, y “varios covers de bandas admiradas que los influenciaron a todos”, y la celebración de los 26 años de “La Última Tentación”. El paquete metalero completo.


Para tentar al oído vanidoso de las brigadas metálicas, se reclutó a un seleccionado para formar Ponte Vexxio, que integraron músicos de Profecía, Rehenes Voluntarios, Cerberos, La Doncella, Viral, Grupo Ciudad y más. Ellos son los cantantes Víctor García Garro, “Turco” Chávez y “Pechi” Delicia, la base rítmica del bajista Mauricio “BruHarris” Mariojouls y Fabián Fernández en batería, un frente de tres guitarras (como Iron Maiden y Status Quo) con Lucas Rivero, Jorge Rodríguez y Darío Traverso, y otra sorpresa: el debut en teclados de Ornella Calderoni, la hija de “Mama”. Santificado sea tu nombre.



El Set List comenzó con el grito introductorio como una alarma de “Inmigrant Song”, del tremendo voxsrrón de Pechi y todo fue ‘in crescendo’ hasta ell final. De Led Zeppelin también hicieron “Rock and Roll”, “Paranoid” de Black Sabbath, “Breaking The Law” y “Freewheel Burning” de Judas Priest, “Perfect Stranger” y “Keep On Moving” de Deep Purple. Un Set de KISS con “Sure Know Something”, “Detroit Rock City” & “Love Gun”. Y otro de Iron Maiden, con “Fear Of The Dark” y “The Trooper”, en la cual se acopló el guitarrista Jorge Rodríguez. No hubo banderas como las de Dickinson en vivo, pero en escena estaban los abanderados del Heavy Metal local. Otra presencia fue en “Shout at the Devil” de Mötley Crüe con el cantante de “Viral”, Darío Calderón en la voz.


En las nacionales fueron “El Forastero” de Riff, “Gil Trabajador” de Hermética, y “El Reloj” sumadas al estreno de “Muchacho de Ponte Vexxio”, que recibió sus merecidas palmas. Fuera de lista, en el Bis lo llamaron al Cuco con “Enter Sandman” de Metallica.


Entre el público se vieron caras de diferentes generaciones, varios alrededor del salón, viendo de lejos, pero muchos imitaron solos con “air guitars”, headbanging y puños al aire en los himnos rockeros, con gargantas afiladas que acompañaron al tridente metalero cantor en escena. El resto de la velada, los presentes se reunieron en los sectores, entre abrazos, risas y brindis, con el pedido de más shows. La espada sagrada volvió a relucir y los parlantes nunca sonaron tan fuerte.