• #celebridadesensl

Estreno exclusivo de “Bolero Mágico”, por Matías Balmaceda & Algarroba.com


“La música me deja mostrar lo que siento, y si puedo hacerlo con amigos: no puedo pedir más nada”, MATÍAS BALMACEDA.

En primicia para CELEBRIDADES EN SAN LUIS, el cantante, guitarrista y compositor MATÍAS BALMACEDA presentó su nueva obra, BOLERO MÁGICO, grabada en cuarentena junto a (pero cada uno en su hogar) los músicos de Algarroba.com en el Estudio Culturaliqa.


En segunda guitarra y segunda voz, BALMACEDA cedió el lucimiento a sus compadres de Algarroba, el cantante Julio Zalazar y al ‘Polaco’ Hernán Tarasconi en primera guitarra y arreglos. Los acompañaron en sección rítmica Federico Aguzzi en bajo y coros, y Juan Agustín Lucero Rosello en percusión.


“De pequeño oía al Trío Los Panchos en el combinado de mi abuela, Doña Justa”, contó BALMACEDA, autor de la letra y música, de la inspiración al encarar un género como el bolero. “En este espectro musical uno va ampliando la cabeza. Cumplí un sueño de escribir un bolero, que fue en homenaje a mi abuela, que no tuvo la suerte de oírme”.

Inquieto en el encierro y nunca en pausa, BALMACEDA se encargó de la producción y arreglos, y de grabar, mezclar y masterizar en Culturaliqa. “Empezamos a grabar en febrero pero se cortó todo con la pandemia, faltaba poco, sólo coros y algunos arreglos de voces”, explicó el multifacético artista del laburo en aislamiento.



Cronológicamente, MATÍAS recordó que lo pudieron terminar el 13 y 14 de junio. “Pola desde su casa, yo desde la mía y Julio se llegó el domingo a terminar los coros. Mezclé y mastericé el lunes y 17 de junio hice las pistas”.


BOLERO MÁGICO es parte del segundo disco de BALMACEDA, a quien le faltan dos canciones para terminar las 10 que va a tener el nuevo álbum. “Las he ido subiendo tipo single, porque mi amigo Sebastián Wanzo, que me asesora y me produce, siempre fue un convencido que causa más impacto la primicia de una canción para que la gente pueda familiarizarse con ella, y no un disco entero, que hoy en día no se oye como era antes. No se escucha un disco entero, una canción gusta, nos pasa a todos, de un disco nos gustan dos o tres canciones y estamos familiarizándonos con ellas. Entonces fui dosificando la entrega de las obras”, resaltó de la manera de manejarse con las nuevas tendencias.


BALMACEDA volvió a contar en una canción propia con la presencia de las amistades, que no faltan cuando se trata de armar una juntada cuyana. “Como siempre, está el espíritu presente de invitar a todos, de tocar con músicos amigos a quienes admiro también”, destacó de las colaboraciones. “Soy un convencido que vamos a morir pero viviremos en la música, y éste es mi humilde aporte, y la manera de eternizarme es junto a todos los grossos con quienes me doy el gusto de hacerlo”, declaró el joven intérprete, que trabaja en la rama médica, y este año continuará ampliando sus conocimientos de Medicina en la Universidad Católica. “Como soy ‘un loco’ que no puedo parar de hacer cosas -jeje- estoy repartiendo mi tiempo en eso y en escribir canciones. La música para mí no es solamente un espacio en el cual me refugio, sino que me deja mostrar lo que siento, por la empatía con las historias y las vivencias, y además si puedo hacerlo con amigos: no puedo pedir más nada”.