• #celebridadesensl

La Kermesse Redonda se vivió en San Luis


Al enterarse de la separación de Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota, los medios de comunicación vaticinaron un fatídico “el sueño se terminó”, y aunque muchos esperaban un reencuentro que no se dio, décadas después varios de los integrantes originales formaron LOS DECORADORES, con una fiesta llamada la KERMESSE REDONDA, que no pasó desapercibida.


Ellos son el saxofonista Sergio Dawi, el bajista “Semilla” Bucciarelli, el guitarrista Tito Fargo D’Aviero y el baterista Hernán Aramberri. Con el aporte del aporte de “Comando Pickles”, el grupo del baterista redondo Walter Sidotti (quien suele colaborar en shows también, como Conejo Jolivet y Willy Crook), son músicos que están a la altura del mito y con presencia escénica, como el cantante Jorge Cabrera -de destacada actuación- con el guitarrista Osky Kamienomosky y el tecladista Fede García Vior en roles firmes.


Esa noche varios cumplieron con la tradición de escuchar un compilado ricotero a través de los stereos de sus autos, tomando algunas bebidas espirituosas, pero pasadas las 22 el salón abrió sus puertas para que los ansiosos vivieran desde adentro la ilusión de sentirlos a través de los amplificadores otra vez.


El rito redondo volvió a sentirse en San Luis cuando Zona Azul se convirtió en el templo puntano del Rey Patricio, cuando sonaron los primeros acordes de “Ángel para tu soledad” y una sucesión de himnos de ricota que hicieron lagrimear a varios. A muchos. A casi todos, porque ese repertorio fue parte la adolescencia de gran parte de los presentes, y de las generaciones más jóvenes que acompañaron a sus mayores a compartir semejante experiencia.


Ameritó la decoración para semejante evento y no faltaron luces de colores, guirnaldas y focos colgantes en referencia a una feria (incluso hubo un stand con merchandising con obras de Semilla, también artista plástico, y demás productos oficiales).


Dawi fue el comandante de la nave. Saludaba a la gente, chocaba manos con los de la primera fila, agitaba el puño con los de atrás, sorprendiéndose con el público cada vez que prendían las luces, sintiendo la algarabía en el alma en cada canción.


Con una lista de temas que superó las veinte canciones, entre otras sonaron “Nuestro amo juega al esclavo”, “Vencedores Vencidos”, “El Pibe de los Astilleros”, “Esa Estrella era mi Lujo”, “Semen-Up”, “Blues de la Artillería”, “Fusilados por la Cruz Roja”, “Un Poco de Amor Francés”, “Juguetes Perdidos” y “Vamos las Bandas”.


Sin dudas: el infierno estuvo encantador esa noche.


Incluso con sorpresas que incluyeron al músico puntano Sebastián Palma en el tramo final. “Había comprado la entrada porque iba a ir al show … pero a las 6 de la tarde me llamó por teléfono Dawi, que me invitaba a la prueba de sonido y tocáramos unos temas”, comentó el saxofonista de “La Yugular”, exitosa banda local que tributa a los Redondos y venía de una exitosa presentación ante más de 25000 personas en el Parque de las Naciones, en la primera edición del festival San Luis Rock.


Y al encuentro fue ataviado con su remera con logo de Patricio Rey y su saxo, que tantas veces sonó a la par de las canciones que salían de los cds con los que practicaba. “Son mis ídolos, porque cuando ensayaba con el saxo, tocaba todos sus temas”, recordó Sebas, que mantenía contacto con Dawi a través de las redes sociales pero no creía que fuera real ese llamado. Pero lo fue y salió al ruedo para demostrar que no estaban equivocados al invitarlo.


Al terminar, varios esperaron a sus héroes musicales, que no dudaron en saludar, besar y firmar autógrafos, acosados por los flashes de los celulares, pero con una sonrisa imborrable.