• #celebridadesensl

Live Streaming “On Fire” de Gillespi


El sábado 13|06 a las 21:15 horas GILLESPI brindará desde su casa su primer concierto vía streaming.


El reconocido músico, periodista, escritor y conductor de tv presentará su nuevo disco ON FIRE, material en vivo grabado con su banda. Esa música “jazzgrooveada”, de exquisito sonido, hará espacio también al reconocido humor standapero del trompetista.


Info en @gillespiok y @agenciatangente con entradas en @tickethoy


“Manejé la continuidad laboral con la tecnología. La radio no deja de ser un tipo hablando que no sabés dónde está, pero lo cierto es que se puede hacer radio desde cualquier lado”, comentó Gillespi, en la actualidad junto al Negro Dolina en “La Venganza Será Terrible”, y también con sus propios envíos radiales. “Mis programas de radio los hago perfectamente desde mi casa”.


Abonado a las páginas de CELEBRIDADES EN SAN LUIS, el artista contó cómo aprovechó su tiempo creativo y gastronómico en aislamiento, recordó viajes alucinantes y manías contenidas en el encierro.



-En esta cuarentena ¿estuviste ‘prendido fuego’ con el arte?


-Estuve ‘on fire’, prendido fuego, sí: la cuarentena me sirvió bastante en lo personal para hacer cosas dentro del ámbito de mi casa. Por suerte, tengo algunos aparatejos para hacer música y grabar y eso me permitió trabajar en unos proto temas que tenía, medio boceteados con la tablet, que la uso mucho. El año pasado estuve mucho de gira, prácticamente dos meses en Europa, de gira con los amigos del Tango Jazz Quartet, tocando tango y folclore argentino, dando vueltas por Suiza, París, Francia, Suiza, España completo, Mallorca, Estambul, Turquía. Fueron unos toques alucinantes y la tablet siempre conmigo, y con el programa Garage Band y un par de herramientitas que uso para componer. Incluso en Suiza me compré un tecladito en miniatura, lo conectaba a la tablet y tenía un estudio directamente. Después con Dolina estuvimos un mes y pico en España (haciendo la gira radial) y después nos fuimos como 15 días al Reino Unido, que no conocía, Londres y todo eso, Liverpool, Escocia ¡me voló la cabeza directamente! A la noche en el hotel, antes de dormir estaba con la tablet boludeando y componiendo cositas. Todo ese material, que estaba destinado a quedar en la nada, en la vida normal del día a día, gracias a este paráte forzado, me bajé todo ese material a la compu y en un sistema que laburo más profesional, multitrack, lo regrabé, lo amplié, grabé las trompetas, violas, y prácticamente me compuse un disco nuevo. Ahora las cosas están premezcladas, pero ya suenan y espero pronto terminar de mezclar ese material. Son como 10 temas. Y sí, haciendo cosas, ‘on fire’, no sé, no paro yo porque el mundo interno no para, viste? entonces hay que seguir jaja


“Ojalá en el futuro pueda hacer más actividades desde mi casa. La tecnología permite hoy por hoy en todo lo que es los medios de comunicación, estar en cualquier lado y hacer tu trabajo”.

-Me contaste que sos medio hipocondríaco ¿éste encierro potenció ese problema?


-¡Hablemos de hipocondría! jaja no pasa nada con todo esto, loco, en realidad son cosas que solemos tener los neuróticos, viste? enfermedades mentales que aparecen, ansiedades. La cuarentena es complicada por momentos. Yo soy ansioso aunque siempre trato de evitar las cuestiones que me hagan poner más ansioso. Ahora particularmente tengo este concierto vía streaming y me pone ansioso, entonces se me da por comer y chupar. A mí, a otros al revés, no comen, no lo sé, en el caso mío es ese, por lo tanto me tengo que cuidar un poco porque la vida tampoco es eso. Veo en las redes sociales fotos con la botellita de vino, con el vaso de vino, con el asado que hicieron, es complicado jaja pero trato de equilibrar: el día que me zarpo un poco, al otro día paro, y así lo voy llevando, mi querido amigo.



-Te quejabas (no sé si será tanto esa palabra) pero me decías que son largos los viajes de Monte Grande a Capital Federal ¿cómo está la situación en tu ciudad?


-En cuanto a lo que me decís de los viajes, sí. Alguna vez lo hablamos. Te conté que vivo en Monte Grande, no a tanta distancia como parecería, son 40 kilómetros más o menos que me separan de Capital Federal. Mis laburos están mayormente en Capital y esos 40 kilómetros, que por ahí en el interior del país los hacés en 20 minutos o media hora o lo que fuere, acá es una hora larga, hora y media tranquilamente, porque todos los caminos están explotados de autos, y siempre hay embotellamientos para llegar a Capital. Así que eso fue toda mi vida, tres o cuatro horas arriba del auto por día, un tiempo precioso. Te ponés a sacar la cuenta y te querés matar, viste ? son cuatro horas por… ememememm (farfulla mientras saca la cuenta pero desiste) bueno ¡no soy bueno para matemáticas! jaja pero en 10 días son 40 horas… y son 120 horas al menos, pero ponéle 100 horas, en un año son 1200 horas que es un tiempo precioso sentado en un auto (sarcástico). Y, escucho radio, música, porque no puedo generar cosas ahí, así que todo ese tiempo lo tengo para mí, y sí o sí estoy aprovechando. Por supuesto que esto aparece como un replanteo existencial de la vida, de si vale la pena pasarse la vida arriba de un auto, digamos, por ahí en el caso del remisero sí -jaja- porque es su trabajo ese pero bueno, veremos qué pasa en el futuro. Por lo pronto se me abrieron los ojos, es como decir ‘mmm mirá qué interesante que es esto’. Ojalá en el futuro pueda hacer más actividades desde mi casa. La tecnología permite hoy por hoy, en todo lo que es los medios de comunicación y todo eso, estar en cualquier lado y hacer tu trabajo, salvo los conciertos en vivo con la gente, que tenés que estar sí o sí, después el resto de las cosas se pueden hacer tranquilamente desde cualquier lado, así que es muy interesante esa alternativa que aparece.



“La cuarentena me sirvió bastante en lo personal para hacer música. Estoy haciendo cosas, no paro yo porque el mundo interno no para”.

-¿Cómo manejaste la posibilidad de continuar las actividades laborales?


-¿Cómo manejé la continuidad laboral? como te contaba hace rato: con la tecnología. La radio no deja de ser un tipo hablando que no sabés dónde está. O sea, esa idea de que el tipo tiene que ir al estudio físico de la radio, entrar, saludar al operador y sentarse, también es una cuestión de tradición y de costumbre, y hay toda una mística con eso. Con el estudio de radio es más cómodo, vas y terminaste el programa y te fuiste, pero lo cierto es que se puede hacer desde cualquier lado, ponés una mesa, un micrófono, una buena placa de audio y teniendo conexión, transmitís desde cualquier lugar. Te puedo asegurar que el sonido a veces es mejor que el de la radio, por eso te decía que técnicamente pude seguir con mis programas de radio, que los hago perfectamente desde mi casa.


-Hiciste un libro de memorias y para el lector es presenciar la historia rockera nacional pero desde otro costado, como al lado del escenario ¿qué sentías al recordar todo lo que te pasó y de vivir anécdotas con Sumo, Cerati, Charly y otros?


-Suena un poco terrible eso de “un libro de memoooorias” -jeje- pero sí, no dejan de ser memorias porque son recuerdos que atesoro en la cabeza y que por otra parte, en el caso mío, siempre tuve miedo de ir olvidándomelas, porque la memoria y el cerebro es materia orgánica que puede ir para cualquier lado, no? entonces el ejercicio de ir escribiendo y recordando es alucinante, te empiezan a aparecer borbotones de imágenes de ese momento, casi que si te ponés, te concentrás, es casi como que los podés llegar a revivir. Obviamente algunos detalles se te pueden escapar pero a medida que iba escribiendo, aparecían detalles y vas afinando el zoom, el lente, y vas viendo más nítidamente, recordando esas sensaciones, esos momentos, sobre todo los importantes. Bueno, no pasa con todo, porque no sé, si fuiste a la estación de servicio a cargar nafta hace cinco años no lo vas a recordar quizás, pero estas cosas que quedaron, que fueron importantes, como highlights en la música y todo eso, sí me los acuerdo. A veces he tenido la fortuna que apareció una foto de eso, de alguien o un recorte de diario o algo, alguno lo capturó y eso es un tesoro para mí, eso lo guardo. Así que ese libro sí, tiene anécdotas impresionantes con Cerati, el Flaco Spinetta, Charly, bueno… cosas que ya no volverán, no?


“La memoria y el cerebro es materia orgánica que puede ir para cualquier lado, entonces el ejercicio de ir escribiendo y recordando es alucinante, te empiezan a aparecer borbotones de imágenes”.

Live Streaming ON FIRE de GILLESPI.

Un show para disfrutar y divertirse.

13 de junio a las 21:15 horas.


@gillespiok

@agenciatangente

Entradas en @tickethoy


#jazz #funk #groove #gillespi #agenciatangente