• #celebridadesensl

Manal Javier Martínez en All Right Bar


En un enero que no parece en nada a un verano puntano, una atípica tarde gris de martes apelaba a la nostalgia y el mate bajo techo, distraído con el zapping siestero, cuando el identificador de llamadas deschavó al interlocutor y salté presto a dialogar con una de las personas más conversadoras, cultas y atentas del medio musical nacional: el señor JAVIER MARTÍNEZ.


El llamado sorpresa del creador de MANAL era para avisarme que este viernes 08|01 por fin iba a tocar en ALL RIGHT BAR. Una cita que quedó pendiente desde el año pasado (y todos sabemos qué pasó en 2020) en la que JAVIER suspendió la gira por San Luis y el centro del país, hasta que mejorara el aislamiento social.


El baterista y cantante estaba “enojado” (las comillas significan que era en broma) porque no había conseguido pasajes en avión y estaban llenos. “Me alegro por San Luis, entonces eso significa que van a ir muchos turistas”, dijo con una sonrisa, demostrando buen humor a pesar que por dicha situación debió tomar el último recurso, el de los primeros años de rock: subirse a un auto con los instrumentos y los equipos y volver a recorrer las rutas. “Soy nacionalista y quiero a mi país, mi sueño es conocerlo toda Argentina”, aseguró Martínez, relajado, ya que mientras vos leés esta nota, él está paseando por Merlo, unos días antes de llegar a la Capital puntana. “A San Luis lo quiero, he ido muchas veces y conozco”.


Acompañado por el combo que formó con el guitarrista Pino Callejas, Patán Vidal en teclados y el “Zorro” Salinas al bajo, realizarán un poderoso y extenso concierto en el que repasarán sus canciones en el ciclo de conciertos de la temporada artística que ALL RIGHT BAR ofrece cada noche de la semana desde las 21:00 horas.


Volviendo al tema del avión lleno, el que no pudo abordar porque estaba completo, le dije que sería tal vez porque querían venir a ALL RIGHT a verlo. Con una gran carcajada, dijo que espera que sea así. “Lo que quiero es tocar. Con esta formación hemos tocado muchos años y me gusta cómo suena”. Es que su primer y único show del año pasado fue en el porteño bar “Mr. Jones” y después tuvo que esperar a que retornaran las actividades.



Desde que comenzó con el trío fundador del rock y el blues argentino, MANAL, MARTÍNEZ lleva seis décadas de trayectoria y casi 40 como solista, en los que editó “Sol del Sur” (1983), “Corrientes” (1993), “Basta de Boludos (2003) y “Pensá Positivo” (de 2015 y que reeditó en 2020).


“Ese disco (“Pensá…”) lo grabé con otra función, tiene repertorio mío, es una combinación entre nueva y retrospectiva, lo edité en 2015 pero Pino le agregó unos inéditos”, explicó de la placa. “Es un disco que se armó con otro plan de grabación, pero cuando entramos al estudio dije ‘toquemos en vivo’, y así fue y por eso el nuevo se llama Concierto en el Estudio”.


“Es una selección de temas de toda mi carrera solista y los clásicos, que son todos míos porque la letra y la música las escribí yo”, resaltando lo que muchos asumen: que esas canciones fueron compartidas o escritas por otros integrantes del trío… pero no. “Pocos periodistas se toman el trabajo de mirar quién los compuso y hay que aclarar mucho en esta profesión: no son temas de MANAL, son del repertorio de Manal”, determinó MARTÍNEZ. “Siempre luché por los derechos de autor y los presentadores y locutores de radio ya no dicen quién es el autor, y está mal porque eso nos perjudica”, y dio algunos ejemplos con varios temas clásicos de tango, folclore y rock que son reconocidos por el oído popular pero pocos saben de sus autores. “No te dicen quién los escribió. Las canciones no salen de una planta de lechuga: tienen compositor y letrista”, enfatizó Martínez, que en 2018 fue homenajeado como Personalidad Destacada de la Cultura, por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El músico hace ejercicios diarios (físico con la bici fija y tocando la batería) y yoga para mantenerse en forma y culminar con eficacia los extensos shows que ofrece, en voz y percusión. “Es difícil ¡es como andar corriendo y cantando!”, bromeó pero con seriedad completó: “que Dios me dé salud y lo haga por mucho tiempo más”.


MARTÍNEZ tiene el récord mundial de permanencia tocando la batería: 41 horas y media (sólo paraba 5 minutos por hora para alimentarse), auspiciado por la Municipalidad de la ciudad de Toulón, Francia, en 1985. El baterista logró ese récord y sólo uno pudo superarlo años después: él mismo. Así que el artista tiene el doble récord de permanencia tocando la batería.


“Hago yoga y antes de tocar me preparo con relajación para salir sin tensión muscular”. Hombre de sapiencia y destrezas, es como el jugador veterano que no corre la cancha pero sí sabe dónde dar el pase, Javier dividió el show en dos partes para extenderse en su presentación. “Una de las últimas veces que tocamos, lo hicimos de un tirón y tuve que parar antes, me cansé. Ahora hacemos un corte y continuamos hasta el final”, declaró Javier, con ganas de saldar la deuda de tocar para los rockeros puntanos, que también es una cuenta pendiente con otras localidades argentinas.


“El país es grande pero chiquito en logística, por eso no puedo ir por todo el interior, pero quiero tocar en todo el país y me da bronca no haberlo hecho… bronca primero contra mí y después contra las circunstancias”, precisó Martínez, y entre varias contras, están los presupuestos y condiciones que a veces manejan los productores, el costo monetario y físico de viajar largas distancias, y sin dudas la cancelación de actividades por el aislamiento en la pandemia de coronavirus en el fatídico 2020, etapa a la que el músico consideró “el año perdido”.

“Este año vamos a hacerlo, con Pino saldremos con transporte propio”, deseó el músico, para saciar su satisfacción de visitar las provincias argentinas. “El público metropolitano es más frívolo, el del interior es más efusivo, tienen una afinidad clara y eso se nota”.


“Hay mucha boludización y voy a seguir peleando contra esa gente”, aseguró sin eufemismos Martínez, quien precisamente en 2003 editó el disco ‘Basta de Boludos’, y aun no ve que haya cambiado la situación respecto al género boludito. “Una canción da esperanza, es una terapia” sintetizó en el poder sónico bien encarado.
  • Blanco Icono de Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify

© 2012 by Celebridades en San Luis