• #celebridadesensl

Las nuevas aventuras de Michael J. Fox, un optimista incurable


MICHAEL J. FOX, el actor de 59 años que fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson a principios de los 90, presentó el 17|11 “No Time Like the Future: An Optimist Considers Mortality”, un libro con sus memorias, y confesó que “todo se reduce a escribir” ya que su “memoria a corto plazo está destruida y actuar se está volviendo más difícil”.


“Mi habilidad con la guitarra no es buena. Mi dibujo ya no es bueno, mi baile nunca fue bueno y actuar se está volviendo más difícil. Así que todo se reduce a escribir. Afortunadamente, realmente lo disfruto”, dijo el actor sobre los problemas de memoria que padece a causa de su patología, según informó la agencia DPA, del actor, que en septiembre de 2013 protagonizó la serie de televisión “The Michael J Fox Show”.

Así es que el 17 |11 salió a la venta el ejemplar con sus nuevas memorias, “No Time Like the Future: An Optimist Considers Mortality” (“No hay tiempo como el futuro: un optimista considera la mortalidad”).


Con éste, FOX ha editado cuatro libros: “Lucky Man: A Memoir” (2002), “Always Looking Up: The Adventures of an Incurable Optimist” (2009), “A Funny Thing Happened on the Way to the Future: Twists and Turns and Lessons Learned” (2010), “No Time Like the Future: An Optimist Considers Mortality” (2017).



En 1991 le diagnosticaron Parkinson y reveló su problema al público en 1998. En el año 2000 abandonó la actuación cuando los síntomas de la enfermedad se hicieron más severos, aunque se volcó a darle voz a personajes animados y ocasionales presentaciones en series.


Desde entonces se ha mantenido como activista por la cura de dicha enfermedad. Esto le llevó a crear THE MICHAEL J. FOX FOUNDATION, y en marzo de 2010 el Instituto Karolinska de Suecia lo condecoró con un Honoris Causa por su trabajo en favor de una cura para la enfermedad de Parkinson.


Además de su condición, recientemente el actor, que se volvió mundialmente famoso con la trilogía “Volver al Futuro" en la piel de Marty McFly, sufrió una grave caída. “Fue definitivamente mi momento más oscuro”, contó sobre el accidente. En el tiempo que tardó en recuperarse, Fox asegura que llegó a comprender que “el optimismo está arraigado en la gratitud”.


“El último par de años han sido los más difíciles. Pero tengo cosas con las que he sido bendecido que son simplemente increíbles. La vida es rica. La vida es buena”, sentenció.


Télam