• #celebridadesensl

Panza presentó el videoclip “Guillotina”


“La libertad no se negocia: es algo que me da la música y los escenarios, es lo único que importa”, MARIANA BIANCHINI.

Luego de 6 años de silencio discográfico, PANZA lanzó su nuevo y esperado single, GUILLOTINA, disponible en todas las plataformas digitales -editado por Quark Records- y adelanto de su nuevo disco ROCK, que será editado en noviembre.


Una de las bandas de rock independiente más relevantes de la escena nacional, PANZA se conformó en diciembre de 1998, liderado por el guitarrista Sergio Álvarez (que integra la lista de los 100 Mejores Guitarristas de ROCK por la revista Rolling Stone Argentina), fueron teloneros de Living Colour y Jon Spencer Blues Explosion, entre otros, y reconocidos por su potencia, letras incisivas, la calidad de los instrumentistas, una talentosa cantante de gran presencia escénica -MARIANA BIANCHINI (ganadora del premio Carlos Gardel a Mejor Disco de Rock Alternativo en 2019)- e incendiarias actuaciones en vivo, Panza es un referente ineludible en el rock argentino del presente milenio.


El registro audiovisual fue filmado en Marzo de 2020, dirigido y realizado por Juan Pablo Tristán. El clip juega con los arquetipos Jungianos de lo femenino, la memoria racial y lo siniestro, a la vez que abreva en la estética onírica de Luis Buñuel y David Lynch.


“Lo hicimos justo antes de la cuarentena”, le contó MARIANA BIANCHINI a CELEBRIDADES EN SAN LUIS, de las internas del videoclip, que fue filmado antes del aislamiento, y de la concepción del primer single.


GUILLOTINA fue la primer canción que tuvo letra, que cuenta la historia de alguien que pierde la cabeza, literalmente, y ahora tiene una perspectiva diferente de las cosas, los lugares a los que perteneció, los ve desde lejos y los mira desde otros ángulos, pero a pesar de todo, del tiempo, de la herida, de perderse: aún sigue en pie, dando pelea hasta el último segundo”, resaltó la vocalista. “Cuando la hicimos, pensábamos en el Rock pero el contexto mundial se apoderó de la canción. En el disco hay guiños a los estilos que fueron origen del Rock, el Blues por ejemplo, también al Hard Rock y al Rock Progresivo, sin dejar de lado las clásicas canciones rockeras de Panza”, resaltó Bianchini, ante las creaciones del grupo, que completan la base rítmica de Franco Fontanarrosa al bajo y Lulo Isod en batería.


El cuarteto debutó discográficamente en 2000 con Sonrisas de Plastilina, al que le sucedieron El Marajá de San Telmo (2002), Infanticidio (2003), Nada es Rosa (2005), Pequeños Fracasos v2.0 (2007), el impactante álbum triple La Madre de Todos los Picantes (2010), el doble DVD +CD Big Bang (2012) y Panza de 2014.


En sus registros convergen elementos de varios estilos, del pop al punk, el jazz, avant-garde y más, que conforman una amalgama interesante que convierte a Panza en una propuesta inclasificable, única, fascinante.


-¿Cómo fue el proceso de producción y grabación de este disco?


-Fue un proceso largo, con tiempo para todo, empezamos dividiendo las tareas con Sergio. Él componía canciones con la viola y luego les daba forma a todas las ideas en el estudio de Víctor Volpi, donde hicimos la preproducción. Yo escribía todos los días, luego nos juntamos a trabajar en las melodías y empezar a definir las letras, y nos juntamos con Franco y Lulo para ensayar. Grabamos los ensayos en el estudio y luego pusimos fecha de grabación. Metimos las bases en Estudio F y luego violas, loops, voces, etcétera, en Quark Records, el sello de Facundo Rodríguez (el quinto Panza) con quien nos asociamos y pudimos grabar durante meses. Fue muy placentero tener tiempo para probar todo lo que quisimos.



-Son de la década del 90, de la vieja escuela digamos ¿qué significa tener sus temas en las plataformas digitales, que no siempre respetan el formato deseado en el audio?


-A mí me pasa que cuando ves el disco que te llevó años grabar, de un minuto para el otro aparece en una pantalla entre miles de otras noticias, la misma pantalla para todo, me deja un gusto a poco, no sé si es nostalgia… pero esperar a ver el disco fabricado, sacarle el celofán, leer el librito y ponerlo de principio a fin en tu equipo es un ritual que para mí representa sacar un disco ¡y extraño eso! sin entrar en la calidad de sonido, que ni me engancho en eso porque me deprimo.



-El plan es lanzar otros temas en formato single, con el objetivo de tenerlos listos para un show ¿creen que podrá ser este año?


-Lo que sabemos es que iremos sacando un tema cada dos meses por las plataformas y en Noviembre el disco, porque queremos que salga este año. Nos encantaría tocar para presentarlo este año pero claramente no depende de nosotros. Este año suspendimos shows, la gira presentación, grabaciones de videos, así que la presentación del disco será lo primero que hagamos cuando se pueda.



-Dijeron que hicieron este disco “para cortar con la dulzura” ¿podés ampliar la referencia?


-Bueno, fue algo que dije en medio de una charla porque no era necesario volver a tocar con una banda que nunca llenó estadios y que no nos iba a dejar ganancias económicas: sólo volvíamos para hacer rock, para volver a agitarnos en los escenarios. Con mi último disco solista atravieso momentos más dulces que ácidos y necesitás compensar, jugar otros juegos, fricción en la composición, es divertido.



-¿Qué balance hacés de estas dos décadas?


-En lo musical fue un sube y baja constante, en los momentos en que nos consolidábamos como banda en determinado estilo o lugar algo pasaba que nos llevaba a empezar de cero, el 2001, Cromañón, y más. El balance general es que el amor a la música nos unió y nos unirá siempre.



-¿Pro y Contras de la independencia artística?


jaja ¿hay algún pro? ¿dónde se firma? No conozco cómo funciona no ser independiente, en todo sentido. Supongo que muchas veces no ser independiente y estar representado por un sello mainstream te condiciona en lo artístico, necesitás seguir ganando y te podés perder en esa búsqueda. Para mí, ser independiente es seguir el GPS vaginal, no me imagino otra manera de ser un artista. Lo que sí noto es que desde el momento en que las redes sociales funcionan como conector entre el artista y el público hay una autocensura de la propia banda de no tomar riesgos, de agradar en la autopromoción para ocupar un lugar de mayor popularidad, sos tu propio explotador. NO podés pedir que te amen, es triste, podés ser quien sos y quien te siga será justo el público que necesitás. Es una pena porque la libertad no se negocia, la libertad es algo que me da la música y los escenarios, es lo único que importa.



-Algún mensaje para transitar estos atípicos momentos?


-El fin del mundo es todos los días: así que vivan, garchen, amen.



En su gacetilla de prensa, PANZA informa que “el nombre del futuro disco hace referencia a un estilo musical, el Rock, que supo ser el vehículo de propuestas de libertad y contracultura, un lugar en donde los “distintos” de la sociedad podían encontrarse a dialogar. PANZA sigue encarnando ese espíritu que de a poco va desapareciendo, pero no por eso deja de brillar con intensidad. Este primer adelanto, es una pequeña historia de tres minutos que reflexiona sobre la trayectoria de 20 años de la banda, pero también de la sociedad en la que vivimos y del particular momento en el que estamos. Una idea acerca de la supervivencia contra toda lógica, un renacer luego de un hecho catastrófico, un camino por delante con todo el historial borrado. Musicalmente GUILLOTINA va creando climas que nos conducen por un lento despliegue de ideas hasta llegar al final donde la potencia y el desahogo vuelve al nivel de los viejos tiempos”.



Podés ver el video en Youtube:

Más info en:


Facebook: https://www.facebook.com/Panzabook

IG: https://www.instagram.com/panza_ok/

YT: https://www.youtube.com/channel/UCIB0OrSeCB5yOXfkPm17yIg

IG Sergio Álvarez: https://www.instagram.com/electroalvarez/

IG Mariana Bianchini: https://www.instagram.com/marianalaurabianchini/


Prensa y comunicación:

Gabriela Jurado – www.gabrielajurado.com.ar

Celina Cassi – www.celinacassi.com.ar

Fotos: Juan Pablo Tristán