• #celebridadesensl

Pearson Brother editó “Gibsong”, su ópera prima



El guitarrista TOMÁS PEARSON cumplió 25 años con la música, y el regalo se lo hizo él a sus fans y a amantes del reggae, con el lanzamiento de su ópera prima “Gibsong”, en compañía de grandes figuras del reggae internacional, en una docena de canciones con letras inspiradas en vivencias, en la mujer y en especial en su madre, gran motor disparador de sus letras.


CELEBRIDADES EN SAN LUIS te anticipa placa debut de PEARSON, quien con gracia entonó algunas estrofas de un himno del folclore cuyano al saber desde dónde se comunicaban con él. “Calle Angosta, Calle Angosta, la de una vereda sola: espero volver a cruzarme por tu sola vereda, cantarme unas cuecas, unas zambas que amo profundamente. Si me llaman, estaré feliz”.


Bajo la denominación “Gibsong by reggae singers”, PEARSON logró la integración latinoamericana e internacional a través de su histórica guitarra Gibson SG 61, con la que acompañó a la poesía a lo largo de su carrera: 10 discos con Los Cafres, 3 canciones con Gondwana y una con Cultura Profética, el tridente creador del reggae en castellano. “Quiero agradecer a todos los que participaron en Gibsong. Sin ellos no existirían estas 12 perlas”, expresó TOMÁS emocionado.


En el cd colaboró un seleccionado de míticos músicos del género, entre ellos la leyenda del trombón jamaiquino Rico Rodríguez; Dennis Bovell y Henry Matic Tenyue (UB40) desde Londres, el cantante Pablo Molina (TTM, Lumumba); I-Locks Labbe fundador y bajista de Gondwana (Chile) colaboró en bajos, integrantes de Cultura Profética (Puerto Rico) y los cantantes Aguamala (Venezuela) y Matamba (Bolivia) son algunos de los nombres.


“Ellos aportaron su magia desinteresadamente al ver que existía una persona real, una persona atrás de este ‘artista’. Vinieron a comer, a brindar y de paso grabamos”, contó PEARSON ante la presencia de tan distinguidos invitados. “Fue una experiencia en familia gregaria y el escenario fue nuestro templo”.


-¿Cuál es el balance de tus 25 años con la música?


-Celebrar 25 años es como enhebrar una aguja con hilo sisal: entran unos pelos, los demás quedan afuera. Es un tamiz en el que a medida que se va el barro, asoman pepitas de oro que dan brillo al presente. El balance le corresponde al universo; uno solo despeja, confía y usa la intuición, busca la templanza que te dan esas cosas que te avisan que somos finitos, te empujan a hacer pronto, porque mañana es ahora. Solo sueño por el aquí, por el momento en que respondo esto.



-Tuviste una profesión intensa: integraste Los Cafres, Gondwana y Cultura Profética. Por supuesto que no lo sabías al principio, pero ¿qué sentís al saber que cada una de ellas es parte fundamental del reggae latinoamericano?


-Siento bendición y perdón para el error. Siento agradecimiento porque me dejaron ver cuánta gente ama bien; siento amor al ver que mi granito de arena desafió mareas y logró que este movimiento del reggae en español se multiplique, aplique los valores del reggae. Que el amor y el compartir resalte los valores del respeto.



-Para un artista parece que el tiempo no pasa. Después de tanta carrera ¡llegó tu primer disco solista!


-El tiempo no pasa en general para nadie, es un invento nuestro para poder entender este misterio, este milagro. El artista pierde cosas, se las lleva el viento; que el tiempo pase más lento o más rápido distorsiona la realidad: te pierdes nacimientos, cumpleaños, familiares. Pierdes en el camino del artista si este camino esta aplicado al éxito y a la fama; acelera la pérdida del tiempo, la perdida de lazos y de relaciones. El artista verdadero sólo tiene preguntas que nunca puede responderse y ese artista es eterno, renace todo el tiempo. Por eso “Gibsong” no es un disco solista. “Gibsong” es sólo una pregunta que intento responder en familia, en hermandad. Solista es uno solo y conjuga el cosmos, el amor o el nombre que le quieras poner.



-El juego de palabras entre la guitarra Gibson y las canciones (song) dice todo: son dos elementos muy importantes en tu vida.


-El elemento más importante fue el amor y ese amor me llevó a levantar la bandera de la poesía y del arte; me llevó a animarme a cruzar ríos que solo son líos del otro lado de la orilla acompañado de esta guitarra Gibson con canciones dentro de su madera que volverán al árbol.



-¿Qué otros proyectos tenés?


-Trato de olvidar el futuro al igual que el pasado, dos momentos que sólo me producen neurosis. Tengo clases de jazz, juego al rugby y al tenis. Hago terapia para seguir prendido al crecimiento espiritual y a la entrega; hago meditación y trato de dejar espacios vacíos dando lugar a que el ego desaparezca y deje bajar la info; limpio el entorno y preparo la tierra donde dejar la semilla en la que solo exista y crezca el presente. Mi proyecto de gira es el equilibrio y el bienestar. Si me llaman aparezco, si me presionan no existo.