• #celebridadesensl

RockeArte Circus IV en Barmone



El 14|12 el colectivo de arte itinerante RockeArte Circus hará escala en Barmone, con las bandas Fangal, Sin Retorno y La Gastronómica. En el marco del último encuentro del año incluirá exposiciones de fotografías y pinturas, poesía en vivo y mucho arte local. Entrada a 100 a partir de la medianoche.


“Estamos felices por llevarlo adelante y retomando fuerzas, porque a veces por cuestiones de trabajo o de distinta índole personal se retrasan, pero la idea es seguir, darle continuidad y empezar a desplazarnos más afuera de lo que sería San Luis”, dijo Pablo “Pulpo” Ordoñez, cantante y guitarrista de Fangal, grupo de Blues y Rock and Roll que llega con nueva formación. Próximos a festejar sus 10 años, Fangal estrenará algunas canciones de “Orbes”, su tercer disco que será doble y con registro audiovisual. “De a poco vamos a tachando casilleros en las metas que nos proponemos”, aseguró.




-¿Cómo te sentís de llevar adelante semejante proyecto?


-Ésta edición es la cuarta. Empezamos en 2015 y cumplimos cuatro años desde el primer RockeArte Circus que se realizó en aquel recordado bar llamado Rock&Beer. Contamos con la presencia de artistas como Chaman (que estuvo en varias ediciones), Bagabundos, Cielo de Pasto, Fangal, de Vilma Gegúndez, que en esa época era solista haciendo canciones de blues (después entró en Fangal). En principio trabajamos difundiendo lo que es el arte audiovisual de Violeta Pérez Anzorena y su hermana Virtu, con las fotógrafas Agustina Mandelli y Zami Mendo, que son miembros fundadores. Hemos llevado el evento a San Francisco del Monte de Oro en 2016, en la plaza y gratuito para la gente, mostrando lo que era este colectivo de arte, que no es fácil de trasladar con tanta gente pero siempre estamos poniéndole lo mejor que se puede poner para realizar un evento de estas características, que es buena voluntad y energía positiva. Estoy feliz por la unión de los artistas, mi lucha siempre fue esa, con lo que tiene que ver con el rock, con la poesía y la fotografía -que esta vez tendrán un papel fundamental- y lo que es cortos y audiovisuales quedarán para el Rockearte 2020, en marzo.



-La música es la banda de sonido de una exposición de fotografías y poesías, que se desarrolla en espacios acostumbrados al protocolo de una sala de museo silenciosa ¿Cuál es la respuesta del público ante semejante muestra de arte?


-El ambiente en el que se desarrollan son distintos ámbitos, ya sea en una exposición de poesía, o una expo de fotos o en un recital de rock, si bien tienen la misma esencia el contexto es distinto, no? en este caso, por la experiencia que nos da toda esta cuestión de la mezcla, de mixear todo el arte, es increíble porque la gente está constantemente viendo actividades distintas. Está viendo un corto, termina el corto y empieza una banda, de las que hubo tanto de rock como de otros géneros, de Fangal que es pesado a Cielo de Pasto que es música progresiva. Somos más del palo del rock, pero invitamos a otras bandas para compartir.



-¿Quiénes serán los expositores?


-La poesía siempre es bienvenida y potencia todo lo que está arriba del escenario, porque detrás de una poesía suena una banda, lo mismo que la atención hacia la muestra fotográfica, donde hacemos reseña a los trabajos desde el escenario, si bien los cuadros van a estar expuestos en distintos espacios de Barmone, reseña la historia de cada artista, porqué se dedicaron a toda esta cuestión y qué es lo que piensan para el futuro. Para este evento mezclamos los trabajos de Iso San Luis, una asociación de fotógrafos nucleados. Hemos invitado a Carlos Mascioni, Alejandra Etcheverry, Carlos Guzmán y Jorge Raiban, un gran trabajador del under puntano. En la poesía participan Marcos Freites, de Editorial Perniciosa, Matías Caruso, Celeste Vasallo, Antonella Gatica y Verónica Roldán, y las pinturas de “Cata” Rosales. Con todo ese paquete de artistas vamos a llevar la noche adelante, siempre mixeando lo que es el escenario de rock con poesías, con palabras de los fotógrafos también, y compartiendo distintas experiencias de sus trabajos.



-Te presentás con Fangal ¿y también estás haciendo algo con La Gastronómica?


-Con Fangal estamos terminando lo que es la segunda parte de nuestro tercer disco, que será doble y se llama Orbes. La primera fue grabada en el Teatro Municipal de San Juan, en marzo, y va a salir con un dvd de ese show, y la segunda parte está grabada en Mastín Records, nuestro estudio en San Luis. En principio antes de fin de año largamos la primera parte y la segunda en marzo, con el festejo de los 10 años de la banda, así que habrá mucho trabajo a nivel audiovisual también. La Gastronómica es una banda a la cual me sumé de manera un poco fortuita, fui a ensayar y tuve una química con Franklin (Lucero) y los chicos que fue increíble, me ofrecieron quedarme y acepté y es mi segunda banda. Hacemos blues, rock and roll y un poco de los que es la música del rock más a lo vieja escuela. Estoy muy feliz de estar con ellos. También se van a presentar este sábado Sin Retorno, que hacen temas viejos reversionados con impronta del punk rock, es muy interesante su trabajo.