• #celebridadesensl

San Luis entonó ‘presente’ en Cosquín Rock 20



Al terminar las festividades de su 20º Aniversario, Cosquín Rock dejó balances positivos, cero bardos entre tanta multitud (en estos tiempos violentos que corren, la música fue un bálsamo), las grillas mostraron una gran variedad en los estilos y los artistas se encargaron de mostrar que las canciones, si son bien recibidas, se disfrutan. Más de 120 mil espectadores con espíritu festivo no pueden estar equivocados.


La primera noche, puntual los Mambosavia pisaron el Escenario Córdoba X. Ganadores de la plaza sanluiseña para estar en el festival, desgranaron canciones de producción propia. La lista comenzó con una intro, que fue una copla que trata acerca del gobierno y la venta de las tierras. Le siguió “Hoponopono”, “Natural” y “Cada Vez”. En “Rompecabezas” mecharon a “13”, su reciente single de difusión, para terminar con “Me Caigo y Me Levanto”, y el outro de un riff de The Hives. En su actuación, el grupo pidió Justicia para Fernando Baéz Sosa y también agitó por dos hechos sucedidos en San Luis, los crímenes de Matías Auderut y el de Fabio Bea. Fueron 25 minutos aprovechados al máximo. Misión artística cumplida.


El cantante Franco Alba agradeció en las redes sociales la posibilidad de cumplir un sueño para cualquier artista del país: “me siento privilegiado y acompañado. Somos una banda verdadera, respetuosa, llenos de buenas intenciones y cuando las cosas, acciones y decisiones se toman con verdadera buena intención, no existe otro poder que pueda con esa energía, porque es genuina”, sintetizó el “Negro”.



Antes y después del combo puntano alterlatino, en el Cba X tocaron 2 Minutos, Mariano Martínez & Animales en Cautiverio, Juan Terrenal, entre otros, y los ganadores de los Pre Selectivos de La Pampa, Córdoba, Villa María, Río Cuarto y Cruz Del Eje.


La sorpresa de la jornada inaugural fueron “las voces suplentes” que tocaron con la banda de Charly García, ausente (y en reposo) por un accidente doméstico. El Aguante & The Prostitution fue la selección nacional del rock argentino que se animó al repertorio del bigote bicolor. Ellos fueron Patricio Sardelli (de Airbag, que el 15/02 se presentarán en el festival mercedino Rock en la Casa), León Gieco, Los Auténticos Decadentes, Fer Ruiz Díaz, Andrés Ciro Martínez, Celeste Carballo, Hilda Lizarazu, Nito Mestre, con el “Zorrito” Von Quintiero al timón de la banda de Charly, a quienes se sumaron las nuevas generaciones, con Goyo Degano (de Bandalos Chinos), Louta y Nathy Peluso. Al final, todos encararon los versos de “Inconsciente Colectivo”, con la participación del público.


La velada siguiente, en el mismo Escenario Cba X pero más tarde, debido a los retrasos en las actuaciones de Horcas y RIFF (dos buques insignia del Heavy Metal argento), Vorsoto terminó de impregnar de cultura puntana a las sierras cordobesas. “Estuvo muy bueno, fue muy intenso”, sintetizó Martín Viñals, cantante y bajista. Si bien el material de Vorsoto es conocido en esas tierras mediterráneas, comenzaron con una apuesta arriesgada: el estreno de “Dopamina”. Le siguió “Sandro y el Loco”, después Martín le cedió su bajo a Andrelo (Andresito Alberti, su sonidista) en “No es Sábado”, gema del primer disco. Retomaron con “Hiperplastic” -del último cd, Vorsovia, interpretado por el guitarrista ‘Junior’ Estanguet- y cerraron con “Muros”, tema que no estaba programado “pero los de Cristales y 4 al Hilo ‘nos secaron la bocha’ en el camarín con que querían escucharlo, así que a último momento decidimos hacerlo”, recordó contento el artista. “Fue una media hora muy intensa, pedían ‘otra’ pero bajamos rapidísimo porque había más bandas que quedaban por tocar. Era tarde y por respeto a nuestros compañeros, bajamos al toque, pero fue una emoción incomparable”, concluyó feliz Viñals.



Antes del segmento de Vorsoto, se presentaron Cristales, Cuatro al Hilo & Las Rositas y Rebel Ryder, bandas amigas y afines al género vorsotero, y también fue el debut en los 20 años del festival de Rouge&Roll, la banda de José Palazzo, el creador de Cosquín Rock. También fueron de la partida otras bandas ganadoras de los Pre Selectivos de Buenos Aires, San Juan, Córdoba, Rafaela, San Francisco y Mina Clavero.


Entre las ofertas alrededor de los escenarios principales, fue muy visitado el set acústico de Molotov, y la atractiva Casita del Blues. Además del buen comportamiento popular, en esta edición el público comulgó con espíritus afines, y fue del rockero más curtido con Las Pelotas y Guasones (ambos estarán en Rock en la Casa el 14/02), La Mississippi, Jóvenes Pordioseros, Ratones Paranoicos, y Ciro y los Persas, al más joven, con fans del ritmo urbano y el trap, como Duki, Conociendo Rusia, Cazzu (cantó Llámame con Los Gardelitos) y el freestyler Wos, que primero rockeó con su banda, y más tarde en “Pistolas”, compartiendo impro con Los Persas y los dos Ciro, padre e hijo.


Pasó otro encuentro popular anclado en la concordancia artística, salvaje apuesta al aire libre con una lotería climática que te puede dar un pleno con ‘Volumen a 11’ o te cambia la ficha la lluvia -que es croupier- para un movimiento social que pide sensaciones y al insaciable rockero se le concede el éxtasis adictivo de paladear lo que le gusta, y también servirse de otros estilos.


Los tiempos cambian, y cuando al ‘abuelo’ aun le sigue gustando la guitarrita y un lugar con parlantes, ‘el nieto’ le muestra lo nuevo de las rapeadas veloces con pistas, y la música como cómplice de una generación a otra, los unió en un vínculo inseparable.