• #celebridadesensl

Se realizó la primera edición del “Vibra Cuyo Music Fest”



Con éxito de convocatoria y propuestas atractivas, se realizó la primera edición del VIBRA CUYO MUSIC FEST, el festival independiente de música y artes, que tuvo como números centrales a O´Connor, El Vuelto, Alika y Seattle Supersonics.


Fueron más de 10 bandas en vivo, en la que sonaron todos los géneros. Desde Rock al Grunge y el Heavy Metal, con el repaso de Hermética por O´Connor, y el Tributo a Nirvana de Seattle Supersonics, junto a los grupos puntanos Cerbero, La Piedra, La Sucia y los alumnos de la Escuela de Rock Norberto Pappo Napolitano.


En la grilla completaron la propuesta sónica grupos de rock barrial y reggae, como El Vuelto, Alika, Lo Justo y Boca Seca, La Parentela y Costa de Papel, hasta de hip hop y ritmos urbanos con Villa MC & CG con DJ Rolón. Tras finalizar los shows, hubo un “AfterPopFest” con la DJ Belu Amarfil, en el espacio VIP del Festival.


Esta vez no se cumplió la regla, y el orden de los factores sí alteró el producto. Enterados que Claudio O’Connor adelantaba su set, los metaleros coparon la delantera, con buenos chops de cosecha propia (el vocalista metalero expuso su propio stand de cerveza artesanal, La Bestia) y salió con muchas ganas de repasar el cancionero de la voz más representativa del Heavy Metal argentino. Entre las canciones sonaron más de una quincena de la carrera solista de O’Connor y en el Bis, dos éxitos de Hermética, “Atravesando Todo Límite” y “Tú Eres Su Seguridad”. Antes de despedirse, para los primeros en la valla hubo choque de puños, púas y listas de temas de regalo.


Continuaron en la programación Ismael Sokol y El Vuelto, con pocos pero participativos asistentes (hubo varios temas de Las Pelotas en la función), hasta que Alika cerró la noche con un público atento a sus arengas.


VIBRA CUYO MUSIC FEST no sólo congregó a la música como eje central, en un Salón Onasis que estuvo a la altura del espacio y las comodidades necesarias, sino que se convirtió en un encuentro de las artes en todas sus variantes: el arte corporal, urbano, visual y hasta culinario, con tentadoras opciones gastronómicas y etílicas, stands de venta de merchandising, los tatuadores más copados y la exposición de motos customizadas a cargo de los “Scorpiones del Asfalto”.