• #celebridadesensl

Tren Loco por primera vez en Villa Mercedes, San Luis



En el marco del VENAS DE ACERO TOUR el 28|09 se estará presentando TREN LOCO en el Anfiteatro La Pedrera (Villa Mercedes), con las bandas anfitrionas Henkel, Fangal, Insacro, Amén y La Sucia. El evento comenzará a las 19:00 horas puntual.


Las entradas anticipadas se consiguen a 300 pesos en Music (General Paz 325, Villa Mercedes) y La Tienda (Pringles 1136, San Luis).


Formada a principios de los 90 en Grand Bourg, Buenos Aires, por el bajista Gustavo Zavala, Carlos Cabral en voz, los guitarristas “Zombie” Gauna y Pablo Soler, y el baterista Dany Wolter, el debut puntano será como cierre de un gran festival de Heavy Metal.


En exclusiva para CELEBRIDADES EN SAN LUIS, GUSTAVO ZAVALA y PABLO SOLER nos cuentas sus expectativas, el paso del tiempo en una trayectoria que dejó su marca en el camino, para hacer más interesante la previa a una gran fiesta metalera. “Para TREN LOCO va a ser la primera vez, creo que nos faltan dos provincia de todo el país para tocar, San Luis y las Islas Malvinas, así que mirá, nos costó mucho llegar a tocar en San Luis”, confesó entusiasmado Zavala.



-Las letras del Tren se basan en la vida diaria, el barrio y la sociedad.


-Las letras del Tren tienen que ver con la tierra, el suelo y con el subsuelo, no? porque muchos estamos tapados por el barro y el agua sucia, producto de la desidia de un gobierno que mira para otro lado, donde se le descuentan a los jubilados, se les quitan privilegios conseguidos a los discapacitados, se les descuenta a los trabajadores, aplicando una tremenda inflación, programada de antemano, seguramente para recortar los salarios. De eso hablamos, de la gente común, no solamente de cuestiones políticas o socioeconómicas que afectan directamente a los bolsillos vacíos. Hablamos también de tener la frente en alto, con bolsillos vacíos pero con la frente en alto, de luchar por los derechos y mantener lo que tenemos. Pensar en palabras como Amistad, Trabajo, Lealtad, Pasión, por algo son palabras que no cotizan en bolsa pero tienen mucho que ver para que podamos transcurrir en esta vida, este lapso de tiempo que es la vida y tratar de ser felices. La música es una gran compañera para todos esos momentos, buenos y malos, y cada letra tiene que tener un contenido, una historia, y algo que te haga pensar recordar y sentir que estás vivo.



-A pocos años de comenzar, ganaron un concurso para tocar en Japón, y estaban bien alto a nivel profesional ¿cómo hicieron para no marearse?


-Sí, al inicio de la primera formación de Tren Loco ganamos un concurso entre 3000 bandas de Argentina y Uruguay. Sacamos el primer premio, fuimos a Tokio y allá ganamos el segundo premio, que fue uno especial del jurado, la firma Yamaha, ellos hacían la competencia, fue la Band Explosion 91. ¿Y cómo hicimos para no marearnos? creo que primero fue no olvidarnos de dónde venimos. Sabíamos que estábamos en Tokio y que volvíamos al barro del conurbano bonaerense, al colectivo y al tren de todos los días. Creo que eso fue lo más importante: no olvidarte de donde venís. Eso lo aprendimos de nuestros padres y del barrio, de querer al barrio y ahora que vamos a México, Venezuela, Ecuador, distintos países, nos encanta hablar de nuestro barrio y de esa vida porque Latinoamérica también es un gran nación compuesta por varios países, y para mi cada país es una provincia, Argentina, Brasil, México es una provincia, parte de esa patria grande que soñaban San Martin y Bolívar. Bueno, ir a Japón para nosotros fue un sueño hecho realidad pero más que nada fue demostrar que una banda argentina, si le das las mismas herramientas, los mismos recursos técnicos, luces y sonidos, somos capaces de hacer mucho ruido. Y tuvimos una buena actuación como Tren Loco, “Tempestades” estaba bien ensayado, era un tema redondo muy simple pero bien compuesto y es una emoción muy grande aún hoy para seguir tocándolo.



-Sacaron un libro y lo acompañaron con un disco de versiones acústicas ¿el metal también puede sonar excelente sin electricidad, no?


-Así es, editamos un libro… en realidad saqué tres personalmente pero ese libro fue una iniciativa con Gito Menore, que fue el escritor pero bueno, toda la producción de datos se las fui pasando yo, armé un argumento, una película. El libro es la historia de los primeros 20 años de Tren Loco y se llamó “20 Años - Pogo en el Andén”. Ahí contamos todas las aventuras y desventuras de una banda del conurbano desde Grand Bourg que llega a Tokio, y sacamos con ese libro un cd con canciones de versiones acústicas, más acordes para acompañar la lectura. Y sí, cuando el tema no solamente un yeite sino que detrás de una canción hay música y letra, y la música tiene armonía, melodía y ritmo, la podés hacer con cualquier instrumento. La banda incluyó charango, violín, bandoneón, pianos, y bueno el acústico fue eso, alivianar la distorsión, darle un espacio más acústico, un clima más íntimo pero son las mismas canciones. Sí, se pueden hacer, cuando las canciones son buenas se bancan cualquier formato.



-Tempestades es uno de sus temas emblemáticos ¿qué sentís cuando vuelven a interpretarlo en vivo?


-Sí, viene de la banda Apocalipsis de los años 80, empezamos a tocar en el año 86, terminamos de grabar el primer tema en el 87. Creo que sintoniza mucho, en un momento al iniciar el concurso, sin darnos cuenta la letra dice ‘pronto a ganar tengo que estar’. Era como hecho especialmente para un concurso y nos sigue abriendo puertas. Es un tema que cierra todos los shows de Tren Loco, aún hoy es una alegría tocarlo, es increíble cuando lo tocás y que nunca te cansás de hacerlo. La gente cuando escucha los primeros acordes sienten que somos parte de su vida, que somos amigos. Ese tema nació con una guitarra criolla una tarde aburrida en el laburo, un domingo a la tarde me acuerdo, estaba en el portero, me puse a tirar unos acordes y surgieron los primeros acordes de Tempestades, que es un riff muy característico de Tren Loco. Después lo llevé a la sala de ensayo, como algo simple, tímidamente, y al Turco le gustó, le encantó, empezó a darle su toque, después vino Carlitos Cabral que le puso la melodía y a partir de ahí, quedó. El tema al principio iba a ser Huestes del Mal, que a mí no me gustaba ya había muchas bandas de black metal y me tiraba a una cosa más positiva, más de luchar y no rendirse, como lo es Tempestades. Pasó del Huestes del Mal a ser Pronto a Ganar y de ahí a Tempestades, las tempestades de todos los días que llevamos adentro y las que están afuera, acechando todo el tiempo. Tenemos que estar pronto a ganar frente a esos problemas y esas tempestades que están a cada momento y en cada instante de la vida, por eso la gente lo recibe con mucha alegría y nosotros también con mucho cariño.




-¿Qué otros ponés en un Top 5?


-Junto a Tempestades en el Top 5 un tema muy importante que hacemos siempre es Endemoniado, que también viene de la banda Apocalipsis. Otro que es muy querido, tanto en Argentina como en el exterior, es Ella se Mueve en Silencio, otro muy pedido es Pueblo Motoquero, otro puede ser Piso al Taco o Venas de Acero, son temas que están siempre, Clase Trabajadora y está Barrio Bajo, que nos identifica muchísimo.



-Aguas del Conlara, que editaron en Venas de Acero, es una zamba compuesta por Mateo Noé Zavala, tu padre ¿qué recuerdos tenés de la provincia?


-Aguas del Conlara fue un tema compuesto por mi papá, allá por el año 74, siempre queda un poquito en el olvido, lo grabó con un pequeño grabador, son su voz y su guitarra, allá por los años 70, siempre quedó y siempre lo cantaba mi viejo en vivo, y un día, como para el Día del Padre, 10, 12 años, lo grabamos con Apocalipsis, con Horacio Giménez en la voz, yo tocaba el bajo acústico y la guitarra, y quedó como una versión como un regalo para el Día del Padre. Gustó mucho y decidimos subirlo a internet y después en el disco Venas de Acero de Tren Loco, Zombie me pidió: ‘loco, vamos a cantarlo, vamos a hacer una versión’. Le encantó a Zombie, nuestro guitarrista y dije ‘vamos a meterlo en el disco’. Si cada vez que tocamos el tema va a estar presente y siempre que vamos a tocar nos invitan a un asado y siempre hay una guitarra y guitarrear un tema, que es una maravillosa zamba, que describe una historia real que vivió mi viejo, que después la voy a contar, pero está en un par de libros, después del libro Pogo en el Andén, se editó Gustavo Zavala Rompiendo el Silencio y en ese está la historia verídica, contada por mi viejo, de por qué hizo ese tema, Aguas del Conlara. Y bueno, Aguas del Conlara me trae mucho a San Luis, me encanta San Luis, esa conexión que tengo, porque prácticamente todos los años me voy para el lado de Concarán, el río Conlara pasa por ahí y lo voy a visitar. Este año estuve con mi hijo Dante, en vacaciones de invierno en Concarán, estuvimos en Merlo, Concarán, Villa Mercedes, siempre estoy pasando por San Luis, me encanta, es un país aparte, me parece maravilloso la gente y los paisajes que tiene.



-Anticipá con qué se va a encontrar el metalero sanluiseño en este encuentro con Tren Loco.


-Estamos muy contentos, muy ansiosos de ir para allá porque es parte de mi tierra, de ahí venimos, y nos sentimos muy parte de toda la tierra puntana, así que es una alegría muy grande. Vamos a presentar los 10 años del disco ‘Venas de Acero’, estamos celebrando diez años de la edición, pero además vamos a tocar temas de toda la discografía del Tren. Vamos a hacer un recorrido por todos esos casi treinta años de la rueda del Tren, a recorrer temas de toda la discografía pero haciendo pie y énfasis en el disco Venas de Acero. Eso vamos a llevar: un cargamento lleno de metal y con muchas ganas de encontrarnos con nuestros queridos hermanos de San Luis, en este caso Villa Mercedes, donde los esperamos a todos, porque va ser una verdadera fiesta. Hace poco estuvimos en Córdoba capital, Banfield, en Formosa Capital el viernes pasado, luego el sábado en Quilmes, en Banfield y este fin de semana nos vamos para San Luis. Estamos muy contentos, en nombre de mis compañeros, de Tren Loco y mío Gustavo Zavala, es una alegría volver, en mi caso personal, a recorrer esas maravillosas tierras puntanas, y en el caso de Tren Loco, de ir por primera vez a San Luis, muchas gracias, hermanos.



-Sos integrante de la UMI (Unión de Músicos Independientes) ¿cómo ves la respuesta de otros músicos al acercarse a esta iniciativa? ¿y cuales (entre muchas que deben ser) son las inquietudes más frecuentes con las que pueden ayudarlos ustedes?


-Soy Secretario de la UMI y es muy bueno que se sumen nuevos integrantes a esta asociación sin fines de lucro. Lo más frecuente que te piden es desde cómo se registra y se produce un disco, cómo se produce el arte de tapa, cómo se registra una canción, el nombre de la banda, en todos esos aportes está la UMI, para asesorarte, para que tengas una buena carrera, un buen trabajo de autogestión. La autogestión es el secreto básico para arrancar, para darte cuenta que vos sos productor de vos mismo y que nadie va a invertir en vos si vos no invertís primero en vos mismo. Lo más frecuente es eso, ver cómo se fabrica un disco, cómo se produce la distribución, dónde se consigue una buena edición gráfica, toda esa data y descuentos se consiguen en UMI.


Para quienes quieran visitar la página oficial: www.umiargentina.com



Por su parte, el guitarrista shredder Pablo Soler es asiduo visitante de la provincia, siempre con su viola al hombro, ya sea para dictar clases o presentarse solista donde haya un escenario en el que pueda deslumbrar con su velocidad sobre el mástil. “Es la primera vez que Tren Loco toca en San Luis. Es una banda legendaria a nivel latinoamericano, así que es imposible perdérsela”, invitó el músico a los fans metaleros. “Además hay un cartel de bandas buenísimas!! están los chicos de Henkel, entre otros, con quienes Carlitos y yo grabamos para el próximo disco. Los esperamos a todos!!”



-Conocías al Tren de antes y ahora sos parte de la maquinaria ¿qué sentís que le aportás al sonido?


-Sí, claro. Los conozco hace más de 20 años. Creo que mi aporte se ve en los solos, ya que hasta el momento no hay material nuevo, por cual nos pegamos a grabaciones antiguas, está en proceso lo nuevo del Tren para el año que viene.



-Son amigos de antes pero cuando te llamaron para ser parte no les creías.


-En realidad -y lo que pocos saben- es que este fue mi segundo llamado al Tren, el primero fue en el año 99/2000, estaba el “Isopo” en la banda, si bien recuerdo, Gustavo me agarró en Cemento y me pregunto “¿cómo te ves en Tren Loco?”, a lo que le respondí que estaba terminando de grabar el primer cd de Humanimal y que me iban a colgar de las bolas si abandonaba. Además era mi proyecto y quería ver qué pasaba. En ese entonces no se estilaba tocar en más de una banda. La segunda vez fue en 2104, ya venía trabajando con Gustavo en La Bestia, salió Facundo y entré yo. Tenía ganas de volver a tocar en una banda con temas propios y no me veía en otra que no sea el Tren. Digamos que estaba en mi destino.



-Ustedes son de la vieja escuela y conocen a las nuevas generaciones, hijos y hasta nietos de los primeros fans ¿qué se siente al tener contacto con estos nuevos metaleros?


-Está buenísimo ir pasando de generación en generación, creo que hoy más que nunca es necesaria esa renovación, llegar al público joven, tan vapuleado por el reaggetón y toda esa mierda: es vital transmitir valores a los pibes, es una gran responsabilidad.


-Hace poco falleció Daniel Telis, no solo colega del Metal sino también compañero docente en la revista “Todo Guitarra y Bajo” ¿alguna sensación al respecto de tu relación con él y cómo nos pasa la vida tan rápido?



-Y… fue espantoso. Tuve una relación bastante cercana con Daniel, fue en muchos casos un tipo al que le consulté distintas cosas y siempre estuvo dispuesto a orientarme, compartimos escenarios, grabaciones, cumpleaños, giras… fue y seguirá siendo uno de mis ídolos en lo que respecta a la guitarra argentina. Nada, queda un vacío tan grande como todo lo que le dio a este medio.



-Como un viejo juglar que camina las sendas por adelante, seguís girando sólo y dando clases.


-Sí, claro, paralelamente al Tren sigo con mi carrera solista. Estoy recorriendo entre 8 y 12 países por año con mis giras, dando shows y clínicas, trabajando con marcas como endorser, siempre con las clases y desde que se impuso el tema de las clases online tengo alumnos de varios lugares del mundo. Está buenísimo. ¡El año que viene llega el nuevo disco con su respectiva gira de presentación!!